Un buen domingo

 

Un buen domingo.El día del Señor, para los creyentes. De las resacas para los jóvenes, o de comida en familia, para los más entrados en años. Un día de fiesta, que precede al temido lunes. Para el común de los mortales… Porque para un peón negro, el domingo es en realidad el primer día de la semana. El punto de partida que marca el estado de ánimo incluso antes de que el lunes eche a andar.

Y hoy ha sido un buen domingo para el Peón Negro. Un club que apenas ha tenido tiempo en este escaso año y medio de andadura para acostumbrarse al sabor de la derrota. Amargo, difícil de limpiar. Parecía no querer irse en una semana que avanzaba despacio. El domingo anterior, la derrota frente al Granollers escogió. Alejó el sueño del ascenso a Preferente y bajó la moral de unos jugadores que necesitaban como pocas veces un tablero y 32 piezas delante para desquitarse.
Y con esas ganas, como si Tony D’Amato hubiese arengado al equipo, un domingo cualquiera, visitó el A al Espiga de les Corts. Con un grupo decidido a ganar y volver a la pelea, a la ilusión. A recordar las sensaciones de poderío, esas tan habituales no hace tanto tiempo. A empezar la semana del ajedrecista de la mejor manera.
El 0-8 era cuestión de tiempo. Concentración, seriedad y buen juego, incluso con brillo ocasional. Esta vez, era lo de menos. La presión ahora es para otros. Primer y segundo clasificados, que se miden la próxima semana, se encuentran a 2 y 1,5 puntos del Peón Negro, respectivamente. Los de Bel-loc han recordado cómo se compite en equipo. Les quedan tres semanas para seguir demostrándolo y para esperar resultados de unos rivales con escaso margen de error. Todo vuelve a ser posible.
Invictos también los filiales
Y si el A se cargó de energía en la sede de la Espiga, no empezarán la semana con menos fuerza ninguno de los conjuntos filiales del Peón Negro. Invictos y con resultados que siempre evidencian crecimiento. El B empató a 3 a domicilio, frente al Castelldefels. Un resultado que le deja a 2 puntos del líder a falta de tres jornadas.
Tres jornadas. Tres domingos. Si Nick Hornby contaba los años por temporadas; en Peón Negro se cuentan las semanas por rondas de una Liga Catalana que llega a sus momentos decisivos. Porque también habrá emoción en Tercera. El Peón Negro C sumó 2 puntos en Cervelló, y el filial D se impuso por 3,5 a 0,5 al Foment.
Peón Negro empieza la semana con una sonrisa y con la mirada ya fija en la ronda 7. Todos los equipos apuntan alto. Al menos, hasta el próximo domingo, volverá a hablarse de ascenso en las salas del club, donde ya no queda ni el aroma de ese sabor amargo que ya nadie recuerda…
José Manuel Domínguez

RESULTADOS