Peón Negro confirma su potencial en la segunda jornada de Liga

Si el estreno liguero difícilmente pudo ir mejor para los tres equipos del Peón Negro, la segunda jornada de la competición catalana ha colocado al joven club como uno de los referentes en las categorías Segunda y Tercera Provincial de Barcelona. “El Peón Negro está de moda”, comentaban aún eufóricos algunos de sus integrantes, con sus partidas recién concluidas, al conocer unos resultados impecables. Los equipos A, B y C se mantienen invictos: ninguno ha perdido un match aún.

Esta vez fue el Peón Negro B el conjunto que más tuvo que sudar su victoria. En su visita al Vilassar de Mar B, hizo valer los triunfos de Albert Budó y Marc Cacho para imponerse por la mínima (1,5 a 2,5) y sumar 6,5 puntos en una clasificación general que se rige por el sistema olímpico (cuentan los puntos obtenidos en cada tablero).

Una jornada más plácida se presentaba para el Peón Negro A, que se desplazó hasta Montcada para medirse al equipo B de este clásico del ajedrez del Vallés. Allí se sentaron ante sus piezas Luis Luna, Humberto Hernández, Julián García y Stefan Afteni; todos con la tranquilidad de saber que el duelo comenzaba con una ventaja de 0-2, debida a la ausencia del quinto y sexto tablero locales. Unas tablas rápidas de Luna dejaban la sentencia del match en manos de cualquiera de los otros tres contendientes. Y todos impusieron su ajedrez para repetir el 0,5 a 5,5 del debut y reafirmar a la formación de Comtes de Bell-Lloc en el liderato.

A priori, el Peón Negro C afrontaba un desplazamiento complicado. Se enfrentaba al Congrés E, un rival sensiblemente superior en el elo medio de sus jugadores. Sin embargo, el grupo formado por Jorge Cantero, Agustín Vicente, Raül Vicente y Alberto Castiñeiras cuajó cuatro partidas muy meritorias que le valieron para adjudicarse los 4 puntos en liza y colocarse como líder en solitario del grupo noveno de Tercera, con 7,5 de 8 posibles en dos jornadas. Pero, sobre todo, le sirvieron para demostrar, especialmente a los más jóvenes, que el elo no gana las partidas. Con esta lección aprendida (también enseñan las victorias), afrontarán las tres formaciones del Peón Negro sus próximos desafíos.

VER RESULTADOS DE LA COMPETICIÓN

José M. Domínguez